En el anterior post hablamos de las razones por las que el voto online podría ser una buena opción para tu organización. Ahora, una vez has decidido que el voto online es una buena opción para tí, es el momento de buscar el software de votación electrónica adecuado para tu proceso electoral.

6 aspectos a tener en cuenta

En el mercado existen diversas herramientas, desde las simples y básicas encuestas de Doodle a sistemas más completos y complejos que aseguran el anonimato. Para elegir la alternativa perfecta para tu elección, debes prestar atención a algunos aspectos y funcionalidades:

  • La seguridad: Una de los puntos más tenidos en cuenta a la hora de organizar una votación electrónica es la seguridad. Dependiendo de las necesidades de tu organización, ésta puede ser una cuestión con mayor o menor peso para tí a la hora de elegir la herramienta adecuada, pero es sin duda un aspecto muy importante a considerar si deseas preservar la privacidad de voto de los votantes. Si quieres indagar más a fondo en este aspecto desde una perspectiva más técnica, te recomiendo el artículo de David Ruescas sobre voto seguro (actualmente este recurso sólo está disponible en inglés).
  • El soporte técnico: Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el software de votación electrónica adecuado es el soporte técnico que presta. Organizar y administrar una votación electrónica es un proceso delicado, de modo que tener la certeza de saber que si tienes cualquier tipo de problema habrá alguien ahí para ayudarte y contestar a tus preguntas es algo a considerar. Al igual que antes, esto puede ser más o menos relevante para ti dependiendo de la naturaleza de tu organización y el tipo de elección que planeas crear, pero no olvides tenerlo en cuenta si esto es algo importante para ti.
  • La experiencia de usuario: Estar cómodo con la herramienta y entender su utilización es también una de las cosas más importantes a valorar. Asegúrate de elegir una herramienta fácil de usar, especialmente si no tienes conocimientos técnicos. Si eliges una herramienta muy compleja que prácticamente no sabes cómo utilizar, a la larga probablemente te ocasione problemas, especialmente si no hay un buen soporte técnico para echarte una mano. Para poder valorar esto, algunas herramientas proporcionan la posibilidad de una prueba gratuita, permitiendote crear una elección de prueba para que puedas sopesar si ese software de votación electrónica cumple tus expectativas.
  • La gestión del censo: El modo en que se gestiona el censo en un software de votación electrónica es también una cuestión importante a estudiar. Dependiendo del tamaño de tu votación puede que simplemente quieras añadir los datos de los electores uno a uno, o prefieras subir un archivo exportado de una base de datos, por ejemplo en formato CSV. Teniendo esto en cuenta, asegúrate de que la herramienta que elijas te permite añadir la información de tu censo de un modo adecuado para ti. Si estás organizando una elección con 30 electores, añadir sus datos uno por uno puede ser aceptable, pero imagina tener que hacerlo con un censo de más de 5000 electores, sería inconcebible, ¿verdad?
  • La autentificación del votante: En las soluciones de votación electrónica más fiables, cada elector del censo tiene un modo de autentificarse de manera inequívoca para poder votar. En el momento de elegir la herramienta adecuada, también querrás tener en cuenta el modo en que los votantes se autentifican. En algunas herramientas, por ejemplo, el votante se autentifica con un código único que le es enviado a través de email o SMS. En este aspecto, debes, de nuevo, tener en cuenta las particularidades de tu organización y el tipo de electores que tiene, considerando cuál sería el método de autentificación mejor y más fácil para tus votantes.
  • La reputación de la herramienta: Echar un vistazo a elecciones previas llevadas a cabo con ese software en concreto te permitirá entender la importancia y fiabilidad de la herramienta. Un sistema que haya sido usado en procesos electorales grandes e importantes o utilizado por entidades públicas, será muy probablemente más fiable, ya que su experiencia en el mercado seguramente les habrá llevado a perfeccionar la herramienta al máximo.

Organiza tu votación electrónica con nVotes. Más de 2 millones de usuarios por todo el mundo.

Cómo organizar la búsqueda del software de votación electrónica adecuado

Ahora que ya conoces algunos de los aspectos más relevantes a considerar a la hora de elegir el software de votación electrónica adecuado para un proceso electoral, es el momento de buscar la herramienta ideal para ti. Te recomiendo que dividas la búsqueda en 4 pasos:

  • Paso 1 – Búsqueda masiva: Busca diferentes alternantivas de software para votaciones electrónicas. El modo más sencillo de buscar diversas opciones es hacer una simple búsqueda en Internet. Pero también debes considerar la opción de preguntar por alguna recomendación a compañeros o amigos, es posible que hayan usado alguna herramienta en el pasado y su experiencia  puede servirte de ayuda también. Dedica un par de horas a buscar, prestando atención a los puntos comentados previamente que más importancia tengan para ti. Escribe en una pequeña tabla las diferentes opciones que vayas encontrando, con las funcionalidades de cada una, así como sus precios, y cualquier otro aspecto que te parezca relevante.
  • Paso 2 – Elige las tres mejores opciones para ti: Echa un vistazo a la tabla que has hecho con todas tus investigaciones, y selecciona las tres opciones que consideras mejores para tu caso. Como siempre decimos, deberás tener en cuenta las particularidades y necesidades de tu organización, de modo que presta especial atención a las soluciones de software de votación electrónica que mejor cubran las necesidades de tu organización. En este punto, probablemente deberás considerar qué herramientas te permiten hacer algún tipo de cuenta de prueba y cuáles no. Presta atención espcial a aquellas que tengan precios que se adapten a tu presupuesto, elegir en este punto una herramienta que esté por encima de tu presupuesto no tendrá mucho sentido, ya que te verás obligado a descartarla posteriormente.
  • Paso 3 – Prueba las herramientas: La mejor manera de saber si un software de votación electrónica cumple tus espectativas es probarlo. Tómate tu tiempo para hacer varias pruebas en cada una de las tres herramientas seleccionadas. Prueba a subir un censo pequeño (algunas herramientas no te permitirán subir un censo grande en una cuenta de prueba) compuesto de varios amigos tuyos, o incluso un censo compuesto por diversas direcciones de correo electrónico que te pertenezcan. Asegúrate de que la herramienta te permite adjuntar toda la información que quieres que aparezca en las papeletas de voto. Como he dicho, muchas herramientas tienen restricciones en la versión de prueba que no existen en las versiones de pago, en la mayoría de los casos tendrás toda la información sobre las funcionalidades que cada plan de pago incluye en la página de precios. No obstante, no tengas problema en contactar con el soporte técnico si tienes cualquier pregunta sobre si un plan incluye o no incluye cierta funcionalidad. En este punto tienes que asegurarte de que la herramienta que elijas te permitirá administrar el proceso electoral tal y como quieres que sea.
  • Paso 4 – Elige tu herramienta perfecta: Una vez hayas analizado las tres diferentes herramientas, es el momento de elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Tras haber tomado la decisión, sigue los pasos que el proveedor de la herramienta te proporcione para adquirir el plan adecuado del software. Una vez hechos los trámites, es por fin la hora de empezar a administrar tu proceso electoral. Si has hecho las pruebas convenientes en el paso anterior, esto no supondrá ninguna dificultad.